PEPENA MARA UN MILLÓN DE PESOS DIARIOS EN RECOLECTA DE BASURA

* Primera acción de la presidenta: ampliar concesión de la basura a Red Recolector.

* Paga Cancún tres veces más cara la basura que cualquier municipio del país.

* Entre basura rasca Mara su reelección.

Por Rafael Santiago

Urgida porque en unos meses piensa irse como candidata la gubernatura, la primera acción de la presidenta municipal de Benito Juárez, Hermelinda Lezama, alias Mara, al asumir su segundo mandato, según dio a conocer ayer jueves, es que se renueve cuanto antes el contrato del servicio de recolección de basura con la empresa Red Recolector S.A de C.V (a la que coloquialmente llaman Red Ambiental).

La empresa regiomontana, es propiedad de Horacio Guerra Marroquín y cuyo apoderado legal es Jorge Alberto Guzmán Treviño, ha sido señalada en múltiples ocasiones de ser parte de una cofradía controlada por Jorge Emilio González, el llamado «Niño Verde», dirigente del Partico Verde Ecologista (PVE), quien se ha apoderado de Cancún para realizar jugosos negocios.

La edil del municipio más importante de Quintana Roo, no ha dicho por cuánto tiempo hará la concesión, ya que la anterior empresa, Intelligencia México (con la cual se encuentra en disputa con su dueño Carlos Canabal, por sacarla del negocio), la tenía concesionada por décadas. Lo que es conocido es que al renovarse la concesión, Cancún pagará la basura más cara del país, tal como ha quedado estipulado en los dos anteriores contratos que le ha otorgado a esta nueva empresa por asignación directa, es decir sin que medie ninguna licitación pública.

Red Recolector (o Ambiental, como usted guste) entró en operación en diciembre de 2020 y aunque supuestamente llegaba por quince días, ya traía una veintena de vehículos rotulados con el logotipo de ayuntamiento de Benito Juárez (donde se encuentra Cancún). Llama la atención que las declaraciones de la alcaldesa se producen al término de la Sesión de Cabildo, por lo que queda claro el mensaje de que los regidores ya fueron convencidos.

Pepena Mara su reelección

La presidenta municipal Hermelinda Lezama, alias Mara, adjudicó de manera directa dos contratos a Red Recolector (o Red Ambiental), mismos que estaban ocultos pero que fueron filtrados y se vio obligada a reconocerlos. El primer  contrato es SIRESOL-DG-CPS-05-2020 por 15 días con un monto de 11 millones de pesos y el segundo, de nueve meses, es el SIRESOL-DG-CPS-01-21, por 260 millones de pesos por la recolecta y traslado de basura.

Enfrentada con sus anteriores aliados de Intelligencia México, de Carlos Canabal, la alcaldesa había dicho que la nueva compañía vendría por 15 días al municipio, con la finalidad de limpiar a Cancún y terminar con la contingencia ambiental, aunque los propietarios dijeron que habían invertido más de 200 millones de pesos para comprar camiones recolectores, cuando el contrato por quince días, no solventaba ni el cinco por ciento de esa cantidad.

El 16 de diciembre cuando inicia operaciones Red Recolector o Ambiental, la alcaldesa aparecen unos 20 camiones de los 60 prometidos y hasta ahora persisten los problemas de basura en este destino turístico.

En ese entonces se ocultó que una de las empresa interesada en realizar el servicio de recolecta de basura como el caso de Tandem Ride S.R.L de C.V, a través de su propietario de nombre Jorge Armando Calderón Hernández, le solicitó el 21 de diciembre a través de un oficio, que diera a conocer el contrato con Red Recolector e incluso, el entonces regidor, Issac Janix, solicitó en tres ocasiones entregaran los contratos. Ahí se dieron cuenta que Tandem ofrecía al Ayuntamiento el servicio de recolecta de basura mucho más eficiente y económico, pero nunca les dieron ni siquiera una respuesta.

A principios de enero de este año, cuando ya supuestamente se había terminado el contrato SIRESOL-DG-CPS-05-2020 por 15 días con Red Ambiental, éste continuaba operando al tiempo que lo hacía también, con un amparo, Intelligencia México, quien espera que el gobierno municipal lo indemnice con 600 millones de pesos para rescindirles el contrato que tiene por 20 años.

Al estar trabajando las dos empresas, estalló un conflicto que ha sido detenido porque se le han retenido los camiones a la empresa del tabasqueño Canabal. En ese entonces, denunciaron que los camiones de Red Recolector y/o Ambiental, entraban vacíos al relleno sanitario, “allá ni pesan los camines y les dan sus tickets de 10 toneladas y son más de 120 tiros diarios, lo que traducido al cristiano quiere decir que se comete fraude porque se reportan cientos de toneladas que se pagan pero que no se transportan al basurero.

DERROCHE

Al revelarse los contratos, quedó claro el negocio millonario realizado por Hermelinda Lezama, alias Mara, porque ya todo estaba negociado y no solo por quince días, sino que salieron a la luz los precios que se pagaban por tonelada de basura: 846 pesos, mientras que a la anterior concesionaria le pagaba solamente 315 pesos.

Es decir que en un Cancún que genera mil 500 toneladas de basura al día, el jugoso contrato le beneficio, en los primeros 15 días a Red Recolector, 19 millones 35 mil pesos, entonces, por la extensión del contrato a nueve meses se embolsó la compañía regiomontana 342 millones 630 mil pesos (para cinismo en el contrato ponen el tope de 260 millones), para los que gusten de comparaciones, hay que tener en cuenta que el presupuesto aprobado por el cabildo, para este año, fue de 25 millones para obra pública. Todo lo pagarán los cancunenses, para darle mayores ingresos a un pequeño grupo verdeecologista, solapado por Morena, para tener un servicio caro y deficiente, pues hay basura se acumula, sobre todo en las regiones.

Alguien que sabe del tema, el ex director de Siresol, Wilbert Esquivel, comentó entonces que la situación económica para los cancunenses es difícil pues “pagarán por las omisiones y errores del Ayuntamiento”. Precisó también que de acuerdo a datos del Inegi, la media nacional del precio por tonelada de basura, está entre 400 y 500 pesos, sin embargo Cancún pagará hasta el triple a la empresa ligada a Jorge Emilio González.

La presidenta Municipal, Hermelinda Lezama, alias Mara, le paga más de un millón de pesos diarios a la empresa regiomontana Red Recolector y/o Ambiental, por la recolección y deposición de residuos. Y cuando se le señala, dice que ella nada tiene que ver con todos estos contratos, por eso fue destacable que sus declaraciones fueran al salir de reunión de cabildo.

AMLO PIDE INVESTIGAR

El conflicto trascendió hasta las mañaneras del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien dijo: “esto puede caer en la esfera de las autoridades locales, porque los estados y municipios son libres y soberanos, además con esto que se está expresando aquí, las autoridades deben actuar”.

Pero no se ha hecho nada. Y hay que recordar que el mismo mandatario de la nación pidió que se investigara la acelerada riqueza de Hermelinda Lezama, pero la UIF no ha hecho nada al respecto. Al contrario, ya ha sido reelecta y acaba de tomar posesión para el próximo periodo como presidenta municipal, pero ya alista su renuncia, porque anda desatada su campaña por lograr la gubernatura y olvidándose de los electores cancunenses, ya alista su licencia en los próximos meses para irse a la nueva campaña.

El excandidato a la alcaldía, Issac Janix, le demostró que tiene varios taxis a nombre de ella, su marido y sus hijos menores de edad, a los que ya metió a negocios sucios. Tiene propiedades, ha cedido terrenos de alto valor a sus socios para intercambiarlos por lujosas residencias, mientras se acumulan riquezas y coches de lujo. Y todo bajo el amparo de un Movimiento de Regeneración Nacional, que tiene como eje la lucha contra la corrupción.

En la más reciente elección para la presidencia municipal, aunque ganó por la fuerza de Morena, perdió más de cien mil votos con respecto a las elecciones en las que fue electa por primera vez. Las encuestas confirman que cualquiera que vaya por Morena gana la gubernatura, y en eso confía ella que acumula negativos como ningún otro aspirante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *