• Ya habían amenazado los narcos que iban contra los fiscales por vender, el comandantes Reina y el gobernador Carlos Joaquín, la plaza al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Por Juan Darién

Cancún, Q. Roo.- Elementos ministeriales fueron atacados con arma de fuego mientras daban cumplimiento a una orden de cateo expedida por un juez de control, mientras el agresor fue lesionado y traslado al hospital. Hace apenas unos días, en una narcomanta, se había amenazado a la Fiscalía de que se iniciaría una cacería si no retiraban la venta de la plaza que habían realizado el comandante Reyna, por órdenes del gobernador del estado, Carlos Joaquín González, al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Fue cerca de las 21:50 horas que los agentes policiacos arribaron a la Región 219, en la manzana 48, entre calle 60 y Tabasco, pero al intentar ingresar al domicilio un presunto delincuente detonó su arma de fuego y los policías repelieron la agresión, hiriéndolo en uno de los brazos.

Ante esto, se solicitó la unidad médica de la Cruz Roja cuyos paramédicos le dieron la atención prehospitalaria y posteriormente fue trasladado a un nosocomio bajo un fuerte dispositivo de seguridad.

En rueda de prensa el fiscal de la entidad, Oscar Montes de Oca, trató de minimizar los hechos y mencionó que todo era producto de un asalto. Lo que en realidad resulta igual de complicado de justificar, pues ya ni la policía está libre de ser asaltada por los delincuentes en Cancún.

La denuncia pone nombres y apellidos y exige que se vayan los chilangos que han copado la Fiscalía para su propio beneficio. Y ya amenazaban que de lo contrario, iniciarían una cacería de los ministeriales, como parece que está sucediendo.

Estos enfrentamientos se dan en el contexto de las elecciones para elegir al nuevo gobernador o gobernadora de la entidad, lo que muestra los vasos comunicantes, las profundas raíces que existen entre los políticos y los grupos delictivos que se pelean la plaza de Quintana Roo.

Por editor