Hasta dos años estuvo abandonado el campo de la Sierra en Jerez, Zacatecas.

La maquinaria agrícola volvió a encenderse luego de que las fuerzas especiales del Ejército recuperaran 14 de 18 comunidades abandonadas a consecuencia de la violencia; esta región es una de las más productivas en la siembra de manzana, durazno, maíz, frijol y avena.

“Pues la verdad hasta ahorita estamos con seguridad, ya nos sentimos un poquito mejor con seguridad, un poquito más a gusto viviendo aquí, porque ya ve que antes no podíamos estar así, entonces ahorita nos sentimos a gusto con seguridad y pues a la vez también poder trabajar nuestras tierras”, explicó Sebastián García, habitante de Palmas Altas.

«De perdido ya está mejor para poder uno hacer su trabajo, sus cosas, porque aquí aunque no lo crea se produce mucho, todo esto pues produce y yo pienso que también como se produce también deja uno dinero a las pequeñas empresas en Jerez, a los comercios, porque si no, no es la misma», agregó Omar Flores, también vecino de la zona.Luego del exilo, los campesinos sobrevivieron como pudieron, siempre añorando regresar a trabajar su tierra. «No es como aquí el rancho de uno acá en la sierra», dijo Javier Rodríguez al volver a su tierra. 

«Más el precio también es mucho más barato allá, aquí la gente anda ganando entre 300 y 350 pesos el día y en Jerez me tocó a mi trabajar en la albañilería, en la construcción, era de contrato hasta 10, 12 horas… 300, 350, es mucho la diferencia y trabajitos de 200, 250», narró Sebastián García sobre su vida lejos del campo.

La instalación de las Bases de Operación de las Fuerzas Especiales del Ejército y de la Guardia Nacional han sido fundamentales para el restablecimiento de las actividades agrícolas en esta región de la Sierra de Jerez, una de las más productivas del estado.

«Y hay un ambiente más tranquilo, en el sentido que tenemos una base de seguridad ahí y eso le da mucha seguridad a la gente y se siente, más armonía de paz y están regresando», afirmó Humberto Salazar, presidente Municipal de Jerez.

Roberto Méndez, habitante de Sarabia afirmó que ahora «está tranquilo, no se mira nada, ayer o antier, sabe cuándo fueron los soldados, pues no se mira nada».

La tierra que comienza a ser preparada no solo brinda alimentos a la población zacatecana; de tener una buena cosecha, el engranaje económico de esta región volvería a reactivarse. 

«Empresas multinacionales como las que hacen mermeladas, los que hacen jugos empiezan a comprarles a los productores de Jerez pero ya en una escala enorme, por las fechas estamos a semanas, a días de que empiece otra vez la siembra de los productos, principalmente la fruta, que es la que requiere más cuidados y ciertas condiciones climáticas», detalló Pablo Torres, secretario general de Gobierno de Jerez.

Mientras los campesinos hacen su trabajo, las autoridades de Jerez aseguran estar gestionando la permanencia en esta zona de las fuerzas militares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.