A Julia no le gustan las sirenas de las ambulancias. La ponen de nervios. Tampoco juega a las traes o participa en actividades con otros niños. Tiene autismo, así que Big Bird, Elmo y Abby son pacientes para tomar todos los consejos de Alan y aprender a jugar con ella.

Plaza Sésamo mantiene las puertas abiertas a la inclusión, porque, como Julia, hay muchísimos pequeñines con esta condición que en ocasiones son rechazados de círculos sociales en escuelas y vecindarios. Por ponerlo de alguna manera, nadie en casa está preparado para actuar de forma correcta con ellos y viene excelente la ayuda de esta serie infantil.

“Cada niño es maravilloso a su manera”, dice Abby en el mes de la celebración y concientización del autismo. Por este motivo, el clásico show de preescolar lanzó en sus redes sociales un episodio, como parte de su campaña, en la que Julia enseña cómo la diversión para ella es igual que para todos  los niños, sólo con pequeñas variantes.

Por ejemplo, si ella está concentrada y alguien le pregunta algo, es posible que no responda a la primera. Su cabeza está enfocada a su actividad. También puede que correr no sea igual de divertido que saltar, o que la contaminación auditiva de una urbe, que para todos es algo común y corriente, a ella le ponga los pelos de punta e incomode.

En este capítulo Big Bird debe aprender que en absoluto Julia es grosera, sólo debe hacer pequeñas adecuaciones en su interacción.

El personaje fue creado por Julia Bascom, activista estadunidense por los derechos de las personas con esta condición. Se introdujo en 2015 y desde entonces, es utilizada frecuentemente para continuar la educación y concientización en pequeñines desde preescolar.

CURIOSIDAD. La voz de Alan, el dueño de Hooper Store en Plaza Sésamo, es doblada al español por el actor Mario Castañeda, mejor conocido por ser la legendaria voz de Gokú en el anime de Dragon Ball.

Por medio de Julia, Plaza Sésamo pretende ser una fuente confiable de información para facilitar la convivencia, recordar que los chicos con autismo necesitan orientación continua,  los materiales visuales mejoran su aprendizaje y la paciencia es la clave de todo trato.

De esta forma, el programa se agrega a otras series que se han preocupado por la inclusión del autismo: Parenthood, Atypical, The A-Word, The Good Doctor, Daniel Tiger’s Neighborhood, entre otros.

Además, por medio del portal Sesame Street Communities se ofrecen guías, actividades e información  para la correcta socialización por parte de padres, tutores, cuidadores o proveedores de la educación. La mayoría de ejercicios son impartidos por la pequeña Julia, quien viste de colores fluorescentes para reforzar su gusto por los colores llamativos y que otros chicos como ella le puedan prestar atención con facilidad. Quien sabe, seguro muchas niñas también quieren vestir como ella y pintarse el cabello color naranja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.